Territorio de hombres

Estamos en época de semanas de la moda masculina y quería aprovechar la tesitura para hacer mi particular homenaje a esos hombres que se pasean por las pasarelas y tantas alegrías nos dan, los modelos masculinos.

¡A vuestra salud chicos!


No, ¡a la tuya!


NO, ¡a la de Lomana! Mira como le agarra, esta mujer es un genio.


Aparte de ser acosados, entre desfile y desfile les da tiempo de practicar deporte...



...ordenar sus pensamientos...


..invocar al demonio...


...y posar, claro.



Dado que yo tengo mi propio modelo, no tendría sentido hacer este post sin incluirle a él, el modelo oficial de este blog que, aceptando cobrar en especie, dona su cuerpo deinteresadamente en pro de la ciencia del entretenimiento. El Consorte, elemental querido Watson.
Le uso como modelo continuamente por dos motivos, porque se deja y porque es un pro de la moda, un icono de estilo total. Estos días le persigo para que se ponga el abrigo, porque se va a congelar por mucho que diga que no tiene frío. Tan pesada me he puesto que se las ha ingeniado para seguir con sus blazers a todos lados pero con unas cazadorillas plasticosas tipo cortafrío que le quedan bien debajo y le salvan de la pulmonía. Como veis, yo siempre preocupada porque no paséis frío procuro proporcionaros ideas.





Y lo de icono de estilo no es una exageración, os digo que tiene buen ojo. El verano pasado en Tarifa le dio fuerte con ponerse calzoncillos largos...





Afición que yo compartí rápidamente


¿Y qué me encuentro en el último desfile de Dolce&Gabbana? Decenas de calzoncillos largos por doquier! Como se pongan de moda me muero de la risa. Y se podrán, que si lo dicen los italianos eso va a misa. Qué bien, si van como los de la foto, tienen mi apoyo.



Y es que si hablamos de modelos masculinos, sin duda nuestros amigos Domenico y Stefano son los que más saben, nada de descafeinados, ambiguos o anoréxicos, no, sólo hombretones de tomo y lomo. Desde aquí, con mucho sentimiento, Domenico, Stefano...GRAZIE, Grazie Mile!

Abrazos mil,

La Condesa en calzoncillos

Deja un comentario

Su comentario debe ser aprobado antes de ser mostrado