Things to do in NY before you are dead

Me ha quedado un poco trágico el título pero en realidad es en referencia a estos manuales interminables que te encuentras en las librerías de medio pelo sobre: las "1000 películas imprescindibles del cine actual" (es decir, siéntate en el sofá y no te levantes hasta dentro de 4 años"), "l0s 100 lugares que tienes que visitar en el mundo" (osea dedica media vida sólo a este empeño), "las 10 prendas fundamentales para tu fondo de armario" (5 de las cuales te recomiendan que las compres en Hermés o Chanel para que además de al fondo de tu armario llegues también al fondo de tu economía). Yo pretendo ser más concisa y sólo contaros las cuatro cosas que más disfruté de mi último viaje a NY y que espero algún día os sean de utilidad. Como me fueron a mi los comentarios que me dejasteis con sitios a donde ir, la fantástica guía que me mandó Lucía Baballa y por supuesto los imprescindibles manuales que publicó Beatriz Con Dos Bolsas hace tiempo.

Antes de que preguntéis os adelanto que lamentablemente Tommy no pudo venir por lo que no sale en el post de hoy. Sé que esto decepciona a mucha gente pero comprenderéis que con un gato obeso mórbido no se puede viajar en avión porque lo más seguro es que nos hicieran pagar por un asiento extra y no era cuestión.

En NY a día de hoy yo recomendaría.


IR A TIME'S SQUARE A PASAR EL RATO

Obviamente no os descubro nada, pero para mi una visita larga a Time's Square es completamente imprescindible. Sientes que estás en el centro del mundo y no hay nada más entretenido que sentarte a observar. Los anuncios que ponen a mi me parecen de ciudad Blade Runner.



Un lugar cómodo para observar es el bar del hotel W que está justo en una esquina y tiene buenas vistas y comida. Aunque ahora también han puesto una especie de gradas sobre la taquilla de tickets para el teatro que también está muy bien, cuando hace buen tiempo.


La chaqueta de Matthew Williamson para H&M no me la quito de encima y es la mejor compra que he hecho en tiempo. Sólo me arrepiento de no haberme comprado 2 en vez de una...para mi fondo de armario


HACER UN PICNIC EN CENTRAL PARK



Sin este parque Nueva York no sería lo que es, parque por no llamarlo bosque o semiselva, así que disfrutarlo es entender parte de la dinámica de la ciudad.

Un poco de comida en cualquier deli, bebida en bolsa de papel marrón, gafas de sol y siesta a cuerpo de rey con los pies en el césped. Nos maravilló que habiendo bastante gente no se escuchaban ruidos, gritos ni los malditos bongos del Retiro los domingos.




LA TERRAZA DEL METROPOLITAN

Uno de los mejores museos del mundo esconde un secreto maravillo es su azotea. Click en la foto para ver de lo que hablo.


Hay que subir las cuatro plantas y luego buscar unas escalerillas cutres por las que subes desconfiado hasta que de repente llegas y se te queda una carina tal que así:



Además de las vistas de infarto siempre tienen una exhibición especialmente creada para la azotea. En este caso había una instalación llamada Maelstrom de la artista Roxie Pain. Una especie de árbol con ramas o raíces de acero inoxidable que recorrían toda la terraza y te daban la sensación de que iban a invadir la ciudad.



Podéis ver la complejidad del montaje en este vídeo.



Importante, las vistas son siempre bonitas, pero los viernes y sábados el museo cierra a las 9pm en vez de a las 7pm, por lo que puedes ver atardecer sobre NY sentado en un banco y con una cervecita en la mano ya que hay bar en la terraza. Impresionante. De llorar.




COMER EN LA PLANTA 35 DEL HOTEL MANDARIN EN COLUMBUS CIRCLE


En el piso 35 del hotel Mandarín hay un bar fantástico donde te sirven comida todo el día, con unos cocktails muy ricos y a un precio razonable desde donde puedes disfrutar de unas vistas maravillosas. PEEERO, al lado está el restaurante, Asiate, donde te pueden dar una mesa como esta...



Donde tienen una vinoteca de más de 1.000 vinos, donde cocinan como los ángeles comida como Dios manda, donde los camareros son adorables, donde la temperatura está regulada para que no tengas ni frío ni calor y estés en un estado de bienestar absoluto, donde la música no tiene letra y son solo acordes pensados para relajarte lo máximo posible...os prometo que el pensamiento que me vino a la cabeza fue "ah, vaya, pues así es como tiene que ser el cielo cuando San Pedro te tiene en lista de entrada"



...
Bien, pensareis, "Sí bueno, que te has ido 4 días a NY y te has dedicado sólo a ver museos, disfrutar de gastronomía y rollo cultureta,no? Vaya, mira tú por donde el blog va de moda pero tú no has entrado en una sola tienda, a que no?". Cuánta razón, no hemos hablado de lo más importante de todo, el compreteo. Cierto, dadme tiempo y os mostraré los bienes cazados. Es que ando loca diseñando la colección en el curso de la Casita de Wendy y últimamente no tengo tiempo de nada. Excusas, lo sé, pero no, es cierto, os contaré y vereis que mi vida es un feliz sin vivir de hacer demasiadas cosas al mismo tiempo.


Falda de Forever 21, Zapatos de Zara, chaqueta torera de H&M hace mucho, collar Asos

Gracias por andar por ahí, besos mil,
La Condesa con cara de que se le ha aparecido la virgen en mitad de la calle

Leave a comment

Your comment should be approved before being showed