Día soleado / Sunny day, Madrid

Era una tarde de verano maravillosa en pleno Octubre cuando me encontré con esta joven de actitud arrolladora a la salida de su trabajo, donde le habían dado una mala noticia. Fijaos en lo que es saber llevar la ropa, no lleva puesto nada que llame especialmente la atención (un blazer bonito, unos jeans, zapatillas y bolso, ya está) pero aún así no puedes evitar fijarte en ella. Y es que ese cuello subido, esas gafas de espejos, esos auriculares y sobre todo ese pelo, son detalles que, sin ser llamativos, le completan un look muy moderno y relajado a la vez.

It was a beautiful sunny afternoon in mid October when I met this cool lady outside her job, where they had given her a bad new. She is so full of attitude (in a good way) that even though she’s not wearing anything unusual you can’t help noticing her. That collar, the mirror glasses, the headphones and specially that hair are little details that complete a totally modern yet casual look.


Desde aquí quisiera aprovechar para hacer un llamamiento a todos los oídos del mundo: abandonad los auriculares esos de botón o como se llamen que se meten en la oreja, hacen daño, no se oye bien y se caen cada dos por tres (aparte de que son feos). Migrad a unos como los que lleva nuestra amiga francesa protagonista, que aíslan el ruido exterior, no hacen daño, se oyen mil veces mejor y…son un complemento maravilloso porque los hay de todos los colores. Hemos hablado de ellos antes aquí.
Please, ears of the World, quit button headphones and get one like this. They don’t hurt, sound much better and work as perfect accessorize. If you’re looking for them in Madrid go here.

Por último os pego unas fotos de esa tarde, que no vienen mucho a cuento pero quedaron bonitas y teniendo en cuenta que mi cámara es malísima yo interpreté esa luz maravillosa que se veía como una señal divina de que tenía que seguir caminando. Como el TopShop está un poco más adelante seguí, lástima que no encontré nada aprovechable…los caminos del Señor ya se sabe que a veces son inescrutables.
These are some pics I randomly took that same afternoon, I think they look good which is surprising considering how bad my camera is. I thought the light was some kind of sign telling me to keep walking towards the TopShop that is right ahead, but turned out couldn’t find anything interesting there. So hard to read the signs sometimes…



Ah, nuestra amiga acabó sonriendo, qué guay. By the way, the girl ended up smiling which is why sometimes it’s so great to do this “job”


Deja un comentario

Su comentario debe ser aprobado antes de ser mostrado