Las mujeres de Badajoz SÍ saben vestirse para una boda (Parte II), Badajoz

Continuamos con el especial boda de la semana pasada.

Lamentablemente pronto cayó la tarde y eso siempre dificulta las fotos, pero la belleza de las Misses compensó todos los problemas técnicos.

En este post tenemos el honor de contar con la novia, que tuvo el buen gusto de evitar el amerengamiento (de merengue claro está) y decidirse por un vestido elegante y sencillo. Nada de excesos, ni en el vestido ni en el peinado, y eso siempre te facilita acertar. Además no olvidó la comodidad y la capa superior se podía retirar convenientemente para dejar un vestido más joven y cómodo, puesto que prescindir de la cola a partir de cierta hora de la noche es de agradecer.

¡La novia!:

Estas tres bellas acompañantes ejemplifican a la perfección cómo llevar el chal en tan ilustre evento. Yo diría, jamás del mismo color que el vestido. Es un accesorio más, no una capa de camuflaje, entonces mejor buscarlo en un tono/estampado que quede gracioso con el vestido. Una simple recomendación es, no ponértelo en las fotos. El chal cumple muy bien su función en la iglesia y los momentos de frescor, pero en las fotos tapa el vestido y es complicado atarlo con gracia sin que quede raro. Evitemos correr riesgos innecesarios, sobre un sólo hombro, al codo, hecho un relio en la mano, como queráis, pero mejor no cruzado y atadito en el pecho, que además así luego salen como unas solapillas por encima de los hombros que hacen que maldigas el día que decidiste ir con uno.

Sole:

Montse:

Esther C:

Continuará....

Deja un comentario

Su comentario debe ser aprobado antes de ser mostrado