Una mirada desde el pasado, Café Vergara, Madrid

Parece una postal de otra época, pero es de hoy.

Me encantan esas batas tan de nuestras abuelinas, que jamás se tiñeron el pelo y se hacen moños complicadísimos con 4 horquillas.

Deja un comentario

Su comentario debe ser aprobado antes de ser mostrado