Diana, la princesa rebelde, ¿con o sin causa?

Anna Wintour dice que la moda es un claro reflejo de lo que ocurre en la sociedad, así que el homenaje que estos días se hace a Diana quizás solo sea la demostración de que necesitamos recuperar mitos, imágenes o referentes del pasado para justificar la inspiración del presente.En La Condesa, que siempre apostamos por la aristocracia rebelde como epicentro para un debate, Diana no supone una gran inspiración, pero sí aplaudimos su tesón a la hora de querer darse una oportunidad.Es verdad que su estilo fue evolucionando de forma muy notable gracias a su amistad con diseñadores como Gianni Versace u Oscar de la Renta, a la vez que fue una gran amiga de la desaparecida Liz Tilberis, por aquel entonces maravillosa directora de la edición americana de Harper’s Bazaar.Así que, en estos días de descanso, repasando algunas imágenes de Diana, he llegado a esta en la que se la ve relajada, con un bomber de estilo americano, sin pretensiones, y me resulta casi familiar porque yo soy una gran fan de estas piezas.De hecho, en nuestras colecciones de temporada e histórica, hay modelos de bomber que reflejan mi debilidad por ellas. Y sí, a veces la aristocracia necesita ser gamberra para que podamos darle una nueva oportunidad. Esa era la Diana que me llegó a gustar. Al final, cuando fue gamberra.


Leave a comment

Your comment should be approved before being showed